Vacaciones en Sunny Beach

Bulgaria - Sunny Beach
Ver todas »  Fotos de RIU Hotels & Resorts
Ver todas »  Fotos de RIU Hotels & Resorts

Sunny Beach en 2 días

Lo que antes era el lugar de descanso de los trabajadores comunistas se ha convertido en una buena alternativa a la costa mediterránea. A orillas del cálido Mar Negro, Sunny Beach se ha convertido en uno de los balnearios más populares de Bulgaria, especialmente para unas vacaciones en familia. La oferta de actividades acuáticas es muy abundante, así como las atracciones destinadas a los más pequeños. En sus alrededores hay bellas zonas naturales, ciudades milenarias y pintorescos pueblos de montaña.

Cuando caiga la noche, los que más energía tengan podrán disfrutar de una animada vida nocturna, con numerosos bares, restaurantes y discotecas.

Día 1:

La fantástica y animada playa de Sunny Beach debe ser nuestra primera visita una vez instalados en el hotel. En ella, además de tomar el sol podremos participar en múltiples deportes sobre la arena o bien animarnos a practicar alguno de los emocionantes deportes acuáticos que ofrece.

Por la tarde lo mejor será pasear por el Paseo Marítimo paralelo a la línea de la costa bien sea a pie o bien alquilando alguna bicicleta. Será el momento de empezar a conocer la zona para seleccionar entre la gran oferta de locales musicales de Sunny Beach a los que podemos ir después de cenar en el delicioso bufet de nuestro hotel RIU de Sunny Beach. Es fácil encontrar bares animados donde divertirse toda la noche. Si buscamos entretenimiento familiar, lo perfecto será quedarse a disfrutar del programa de animación del hotel.

Día 2:

Si además de la playa de Sunny Beach deseamos conocer otras zonas de la costa búlgara la mejor opción puede ser contratar una travesía en barco que nos lleve a hacer una ruta por zonas ideales para bañarse y practicar snorkel. También disfrutaremos de los paisajes más bellos vistos desde el mar, como el Cabo Emine y su acantilado de 60 metros de altura o la histórica localidad de Nesebar, que también vale la pena visitar a pie para andar por sus calles empedradas repletas de iglesias y casas de madera.

Otra posibilidad puede ser una emocionante excursión a las cercanas Reserva Natural del rio Kamchia o Reserva Natural del rio Ropotomo, donde se aprecian la flora y fauna propias de zonas húmedas y pantanosas, así como densas áreas boscosas. Se trata de reservas poco transitadas en las que sentir un fuerte vínculo con la naturaleza.

Descubra nuestros destinos

Recomendaciones, fotos y mapas que le ayudarán a elegir