Vacaciones en Dublín

Irlanda - Dublín
Dublín
Dublín
Reservar Hotel

Ver destinos
Buscar por : Hotel
Hab. 1
Hab. 2
Hab. 3

Dublín

No es fácil encontrar ciudades que conserven entre sus calles los orígenes de su creación y desprendan gotas históricas de la época medieval y vikinga en cada uno de sus rincones. Dublín es la capital por excelencia en la que se unen cultura, leyenda y ocio consiguiendo así una mezcla de las tradiciones más arraigadas y la adaptación al mundo moderno. No es de extrañar que haya sido nombrada como una de las 10 mejores ciudades del mundo para visitar.

La elegancia arquitectónica propia de la época georgiana y las puertas de colores que rompen con la uniformidad del gris y del ladrillo se han convertido en símbolos que aportan autenticidad a Dublín. Sus calles son el mejor lugar para conocer la auténtica esencia de la ciudad, ya sea haciendo rutas literarias y artísticas para descubrir el patrimonio cultural, recorridos por los pubs más tradicionales y vanguardistas en los que saborear una auténtica cerveza Guinness, o bien cruzar el río Liffey por el Ha’penny bridge que divide la ciudad en dos.

En Dublín no hay momentos para aburrirse. Su gente contagia su energía y buen humor para recorrer la ciudad y disfrutar de todo lo inimitable de Dublín. Pasea por sus zonas verdes, visita los museos y monumentos más emblemáticos y adéntrate en la parte más medieval de la ciudad. Dublín te sorprenderá.

Descubre Dublín

Dublín es la capital de la República de Irlanda y es conocida por ser una ciudad con una historia rica y variada. La historia de Dublín empieza probablemente con las tribus celtas anteriores al siglo I a.C., aunque no se convierte en la ciudad más importante de Irlanda hasta la invasión de los vikingos en el siglo VIII, que decidieron crear la ciudad y asentarse cerca del rio Liffey para así aprovechar sus ventajas estratégicas.

Tras pasar por manos de los normandos se inició el dominio inglés del país y Dublín se expandió rápidamente. Durante el periodo georgiano la ciudad fue reconstruida y adaptada a la arquitectura propia de la época. Por ello, todavía conserva el estilo arquitectónico georgiano que tanto la caracteriza.

Después de varias sublevaciones por parte de algunos irlandeses en contra del Reino Unido, se desató la Guerra de Independencia irlandesa entre el 1919 y 1922 que terminó con la firma del Tratado anglo-irlandés. Fue ya en 1949 cuando se proclamó la República de Irlanda y Dublín pasó a ser su capital.

Toda la historia de Dublín se encuentra plasmada en sus edificios más emblemáticos, como el Four Courts, sede actual del Tribunal Supremo irlandés, The Custom House, la Catedral de la Santísima Trinidad o el Castillo de Dublín, sede del gobierno Británico en Irlanda hasta 1922. Te recomendamos que recorras sus calles y conozcas a través de sus fachadas y puertas de colores todos los entresijos históricos que esconde la capital de Irlanda.


Ver destinos
Buscar por : Hotel
Hab. 1
Hab. 2
Hab. 3
Multimedia
  • Ver todas » 
Hoteles en Dublín
Mapa y Ubicación

Irlanda - Dublín