Vacaciones en Hammamet

Túnez - Hammamet
Ver todas »  Fotos de RIU Hotels & Resorts
Ver todas »  Fotos de RIU Hotels & Resorts

Hammamet en 2 días

A las puertas de la península de Cap Bon se encuentra este agradable balneario que combina calidad turística con encanto árabe. Aparte de largas playas en las que podrá disfrutar de las más variadas actividades, también destaca un bello centro histórico que recuerda los tiempos en que el turismo en la zona era residual. Hammamet es igualmente una excelente base para descubrir las maravillas de los alrededores: ciudades milenarias, pueblos de postal y vestigios impresionantes.

Día 1:

Empezar la jornada aprovechando la fabulosa playa de Hammamet es casi obligado. Tanto aquellos que buscan relajarse sobre suaves arenas templadas como los que quieren practicar deportes acuáticos encontrarán aquí lo que buscan. Igual de necesario para los visitantes de la zona, es conocer la medina de la localidad, sus sinuosas calles de casas blancas y ventanas azules conforman el típico paisaje tunecino que hace las delicias de todo paseante de la zona. Hay que aprovechar la tarde para entrar a la Gran Mezquita y conocer la Kasbha, una antigua ciudadela que incluye en su interior el Museo de la ciudad, y el Mausoleo de Sidi Bou Alí. Y si necesitas un descanso, no dudes en sentarte a degustar un delicioso té tunecino en alguna de las frescas terrazas cercanas a la muralla, desde donde hay preciosas vistas al puerto pesquero.

Por la noche, la mejor propuesta es regresar a disfrutar de las excelentes propuestas gastronómicas de tu hotel y de su programa de entretenimiento, aunque si quieres conocer el ambiente de la zona, lo encontrarás bien cerca, en la misma área de Hammamet-Yasmine.

Día 2:

Hammamet es un punto de partida fantástico para realizar interesantes excursiones. La más habitual es ir a conocer las ruinas de Cartago, uno de los más famosos e importantes puertos comerciales de la antigüedad, donde aún pueden verse, por ejemplo, su gran anfiteatro y las termas de Antonino.

Así mismo, hay que aprovechar para acercarse a la ciudad de Túnez, actual capital del país, que se encuentra a tan solo 60 kilómetros y cuyos mayores atractivos son la medina, declarada Patrimonio de la Humanidad, la espectacular mezquita de Zitouna y los diversos zocos. Tampoco hay que dejar de ver el área de la Ciudad Nueva, construida en época colonial por los franceses que se asentaron en la zona. Sin embargo, si quieres seguir disfrutando de las preciosas playas del litoral tunecino, recomendamos que tu excursión sea al noreste de la Península de Cap Bon, donde se sitúa la tranquila playa de El-Mansourah, junto a la pintoresca población pesquera de Kelibia. Si has llegado aquí, aprovecha también para visitar las cuevas de El-Haouaria, creadas artificialmente entre los siglos VII y VI aC por esclavos que extrajeron bloques de piedra para levantar la ciudad de Cartago.


Lo mejor de Hammamet

Descubra nuestros destinos

Recomendaciones, fotos y mapas que le ayudarán a elegir