Vacaciones en Djerba

Túnez - Djerba
Ver todas »  Fotos de RIU Hotels & Resorts
Ver todas »  Fotos de RIU Hotels & Resorts

Lo primero que notará en Djerba es un paisaje sorprendentemente verde, que se añade al azul del mar y al blanco de sus edificios. Las playas son largas, bellas y cristalinas, y son perfectas para dorarse sobre su arena o chapotear en el mar sereno.

La "isla de las 100 mezquitas, como se llama a Djerba localmente, tiene templos religiosos a lo largo de toda su geografía. Como todo en este lugar, sus dimensiones están adaptadas al entorno y carecen de ostentaciones, reflejando la delicada sencillez del Islam mediterráneo. La hospitalidad de sus habitantes y sus ricos zocos le invitarán a descubrir las callejuelas de sus ciudades.

Entre las muchas actividades y lugares por ver de la isla, hemos elaborado un plan para que puedas conocer en solo dos días lo más fundamental de su geografía y cultura.

Día 1:

Llegas a Djerba y deseas tumbarte en su playa y disfrutar del sol, de su arena dorada y de las cálidas aguas del Mediterráneo. Lo mejor es no perder el tiempo y empezar por la playa más cercana al Hotel Riu Palace Royal Garden, la espectacular Sidi Mahrez, que goza de todo tipo de instalaciones y servicios. Si en lugar de descansar quieres dedicarte a practicar algún deporte acuático como windsurf o snorkel, éste es también tu emplazamiento ideal.

Por la tarde, una buena idea puede ser acercarte al Parque temático Djerba Explore, donde tendrás la oportunidad de ver su granja de cocodrilos, a los que alimentan a las 5 de la tarde, procura no perderte ese momento! También visitarás su museo de arte islámico y la reproducción de un típico poblado de la zona con sus calles empedradas y casitas blancas. Aunque si eres de los que buscas autenticidad quizás prefieras desplazarte a Jemaa Fadhloun, a solo 4 Km de tu hotel Riu, puedes ir dando un agradable paseo o en bicicleta. Se trata de una mezquita que ha sido recientemente restaurada y que permite visitar su interesante mausoleo y la sala de abluciones. Otras propuestas para los que disfrutan de conocer la cultura local, incluyen una visita a la aldea Cedeghien, de origen beréber, considerada un oasis por tener un pozo de agua dulce que ha permitido organizar sus famosos jardines en tabias (ondulaciones del terreno) en los que crecen aloes, granados, naranjos y palmeras. Y para los amantes de la historia antigua es imprescindible conocer Menix, un yacimiento arqueológico que descubre una antigua ciudad fenicia del S.X.

Por la noche tu mejor opción será regresar a tu Hotel Riu, donde podrás disfrutar de su deliciosa gastronomía y su excelente programa de animación nocturna.

Día 2:

Esta mañana puedes acercarte a la capital, Houmt Souk, y tomar una embarcación que navegue hacia aquellas zonas cercanas en las que hay más opciones de ver delfines. Sobre todo los más pequeños estarán encantados de ver de cerca estos simpáticos animales que con suerte nadarán un buen rato a vuestro lado.

Después de un estupendo almorzar, dedícate a callejear por la ciudad, donde podrás visitar, además de su puerto, sus tres mezquitas o las ruinas de tiempos de la dinastía Aglabi. Sobre todo, no olvides visitar los zocos donde, después de un obligado regateo, podrás hacerte con estupendos recuerdos de tu visita a Túnez. Aquí las compras estrella son las especias, las alfombras y la cerámica y la bisutería artesanal. 

Descubra nuestros destinos

Recomendaciones, fotos y mapas que le ayudarán a elegir