Ven a las Islas Baleares y disfruta de la deliciosa dieta mediterránea

date_range 27 marzo, 2018 label , , question_answer Deja tus comentarios

Situadas en pleno Mediterráneo, las Islas Baleares han sido siempre un lugar clave para el desarrollo comercial de varios países. Su posición geográfica era y es considerada privilegiada para la transacción de negocios entre países o reinos que ocupaban las mismas aguas. En las últimas décadas se ha convertido en un paraíso que muchos turistas desean visitar y conocer. ¿Los motivos? Buen clima, playas y calas preciosas, gente acogedora, lugares con historias fascinantes…y sí, es innegable: en las Baleares encontrarás una gastronomía única.

La mayor de las islas, Mallorca, es quizás la más conocida de las cuatro. Si uno visita la isla y levanta la cabeza, se dará cuenta enseguida de a qué nos referimos. El mar, huertos enormes y trabajados, almendros, olivos o el cerdo negro nos indican que la oferta gastronómica del lugar es variadísima. Y muy equilibrada, pues la dieta mediterránea es considerada de las más completas debido a que incorpora una gran variedad de legumbres, verduras, pescados, carnes y cereales.

Como te decíamos, Mallorca cuenta con una gran variedad culinaria. Entre los platos más destacados del lugar, los cuáles debes probar sí o sí, se encuentran el ‘frit mallorquí’ y el ‘arròs brut’. El primero se prepara con las conocidas patatas de Sa Pobla, los pimientos rubios isleños, la zanahoria morada y cerdo o cordero asado. El segundo se trata de un potente plato con el que disfrutarás de un sabroso arroz caldoso con carne y verduras.

Además de estos platos elaborados, en Mallorca también son típicas la sobrasada y diferentes variedades de cocas. Pocos embutidos dan tanto juego como la sobrasada: así como la untas en pan o quelitas (un tipo de galleta del pueblo mallorquín de Inca), también puedes usarla como complemento a algún queso: si esparces unos trozos de sobrasada sobre una base de queso ‘provolone ‘, añades miel y lo introduces unos minutos en el horno, tienes una mezcla de sabores y texturas simplemente inigualable.

En el resto de islas, si bien el producto que se consume es muy similar, también tienen sus peculiaridades o productos estrella. Menorca, conocida mundialmente por la mágica noche de San Juan, produce un queso con fuerte sabor que gusta a todo quien lo prueba: el queso de Mahón. En Ibiza, la mayor de las Pitiusas, hay un plato que hace las delicias de quien lo prueba: el arroz a banda, que se hace a partir del caldo que sobra del guisado de pescado que, normalmente, se sirve después del ‘bullit de peix’.

La hermana pequeña de Ibiza, Formentera, ofrece platos elaborados combinando productos de calidad (sobre todo pescado) y la creatividad, por lo que da lugar a recetas consideradas ya tradicionales de la isla como la ensalada payesa (ensalada de pescado seco) o el Sofrit pagès (con carne y patatas), un sabroso guiso que mezcla varios tipos de carne con patatas, verduras y las dos variedades más típicas de embutido del lugar: la sobrasada y la butifarra. Pero si hay un plato estrella en Formentera es la caldereta de Langosta, un auténtico manjar que te dejará sin palabras.

Seguramente se te haya hecho la boca agua leyendo estas líneas, así que te proponemos una cosa: entra en nuestra página web, selecciona las fechas y ofertas que más se adapten a ti y vente a uno de nuestros hoteles en Mallorca (Hotel Riu San FranciscoHotel Riu Bravo, Hotel Riu Concordia, Hotel Riu Festival) o a nuestro Hotel Riu La Mola, en Formentera. Podrás probar todas estas delicias culinarias mientras disfrutas de unas merecidas vacaciones bajo el cálido servicio de RIU. ¡Te esperamos en las Islas Baleares!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *